La fundación:
Noticias

Somos una sociedad científica en investigación constante 

El martes, 17 de noviembre, la Dra. Mercè Boada participó en un debate online para hablar del reto científico y social que supone prevenir y tratar el Alzheimer. Organizado por Fundación La Caixa, en el encuentro también intervino el Dr. Arcadi Navarro, director de la Fundación Pascual Maragall, y Michelle Catanzaro, periodista especializado en investigación y salud en El Periódico, como moderador del acto.

Durante el encuentro ambos ponentes se acercaron a las particularidades de la enfermedad del Alzheimer desde diversas perspectivas. Así, la Dra. Boada puso sobre la mesa que “el Alzheimer también es una enfermedad sociológica. Es muy importante el peso que recae en la sociedad, en los cuidadores, en la economía y en los sistemas de salud”. Especialmente, coincidieron ambos expertos, en la carga que supone para las familias, pues en el caso de esta demencia “un 80% del coste económico lo asume el núcleo familiar, mientras que en otras enfermedades el gasto lo asumimos entre toda la sociedad”, según el Dr. Navarro.

Y si hablamos de cuidados y cuidadores, la Dra. Mercè Boada señaló que mayoritariamente las mujeres llevan todo el peso de la asistencia hacia sus familiares aquejados de deterioro cognitivo. “Según un estudio que publicamos sobre el comportamiento de las familias, un 65% de las personas cuidadoras eran mujeres, y por orden, quien cuidaba al paciente era la esposa, en segundo lugar, la hija y, en tercer lugar, la mujer del hijo mayor”. Además, añadió la Dra. Boada, se detectó que la gran mayoría de personas diagnosticadas con deterioro cognitivo leve que vivían solas eran mujeres. En relación con ello, el Dr. Navarro puso en valor la asistencia a estos cuidadores para dotarlos de herramientas con el objetivo que puedan sobrellevar la tarea de atender a un familiar o a una persona con demencia.

La importancia del diagnóstico precoz

La Dra. Boada puso en relieve el papel fundamental que ejercen los médicos de cabecera en la detección precoz de las demencias, además de la importancia de educar a la población sobre realizar estudios de memoria, así como se someten a diferentes pruebas para detectar precozmente otras enfermedades. Aún así, señala que cada vez más las personas están concienciadas. “En el año 1996 Fundació ACE abrió como centro de día y nuestros pacientes llegaban en un estado moderado-severo. El año pasado sólo 34 personas nos visitaron por primera vez en estado grave y un 42% de los diagnósticos que realizamos se encuentran en un deterioro cognitivo leve”.

El reto de la investigación

“Hay veces que alguien se acerca y me dice que el Alzheimer es una enfermedad de fracaso. Eso es imposible, es una enfermedad de éxito”. La Dra. Mercè Boada argumenta que la historia del Alzheimer ha demostrado que la comunidad científica ha logrado pasos importantes para llegar a una cura. “En el ámbito epidemiológico hemos llegado a saber volumen, factores de riesgo, cómo se desarrolla y de qué manera… más adelante pasamos a analizar la muerte neuronal y nos focalizamos en este ámbito, ¿y qué obtuvimos? Fármacos que actualmente suministramos en nuestros pacientes”.

Respecto a las esperanzas depositadas en Aducanumab, un fármaco para ralentizar la progresión de deterioro cognitivo que actualmente está evaluando la FDA, la Dra. Boada analiza que “la FDA tiene en una balanza, por un lado, un fármaco que cubre satisfactoriamente una necesidad médica para tratar a pacientes con Alzheimer y, por otro lado, la valoración de la robustez científica que consolida la validez del fármaco”.

Mientras que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) no resuelve esta cuestión, la Dra. Boada y el Dr. Navarro coinciden en que, en el hipotético caso en que el fármaco no se autorice, “vamos a seguir siendo optimistas”. Ambos investigadores tienen sobrada experiencia para saber que detrás de este fármaco se abren otras muchas vías de investigación y apuntan a que la clave del éxito es la coordinación y la cooperación entre equipos y entidades para obtener resultados satisfactorios en los ensayos clínicos. “El éxito no llega desde una única Fundación, o desde un único laboratorio. Si algo nos ha enseñado también la pandemia actual, es que es vital compartir datos y conocimiento para lograr resultados” concluye el Dr. Navarro. Por su parte, la Dra. Boada matiza que “somos una sociedad científica en investigación constante que no va a tener límite, pero no podemos estar solos”.

A continuación, podrás ver el debate íntegro:

También te puede interesar ...

¿Cómo cuidar del cuidador?

10/03/2016Sensibilización
El equipo del programa de RTVE El Ojo Clínico ha hecho este infográfico con la información que hay en nuestra web. Desde Fundació ACE les queremos...