Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center

Fundación ACE recomienda mantener el hábito de la lectura en los enfermos de Alzheimer

Fundación ACE recomienda mantener el hábito de la lectura en los enfermos de Alzheimer

.

  • La capacidad lectora es uno de los procesos que se pueden mantener hasta los estadios avanzados de la enfermedad pero los enfermos pierden el interés por leer.
  • Los Talleres de Estimulación Cognitiva del Centro y del Hospital de Día de Fundación ACE trabajan el lenguaje a través de la lectura.

Ante la proximidad de la celebración de la Diada de Sant Jordi, fiesta del libro y de la rosa, los expertos de Fundación ACE – Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center aprovechan para recordar a los familiares de los enfermos de Alzheimer la importancia de fomentar el hábito de la lectura en los pacientes para ayudar a mantener su actividad cognitiva.

Aunque la capacidad lectora es uno de los procesos que los enfermos pierden más tarde, estos dejan de leer porque no pueden mantener la atención en el relato o la historia que tienen delante. Muchos de ellos abandonan los libros porque pierden el hilo de lo que están leyendo y se cansan.

Por ello, los expertos de Fundación ACE, recomiendan al familiares y los cuidadores que les faciliten esta actividad: acompañándolos en la lectura, acercándolos un libro o un periódico o incluso, escribiéndolos un texto corto con un tamaño de letra legible.

El Programa de Psicoestimulación Integral (PPI), que desde hace 25 años se aplica en el Centro y en el Hospital de Día de Fundación ACE, estimula la capacidad de aprendizaje de los enfermos con talleres de grupo para activar o mantener sus capacidades físicas , intelectuales y sociales.

Los asistentes participan en talleres de psicoestimulación para entrenar las funciones mentales superiores y trabajan el lenguaje a través de la lectura. Por ejemplo, los pacientes que tienen incapacidad de comunicarse con el habla sí pueden leer porque es una práctica mecánica y reaccionan positivamente al estímulo de su propia voz. También, aquellos que están en fases avanzadas de la enfermedad pueden recordar aspectos de su vida, a través de la lectura significativa.

Lectura adecuada para enfermos de Alzheimer

América Morera, subdirectora de la Unidad de Atención Diurna de Fundación ACE, anima a los familiares y cuidadores a fomentar y conservar el hábito de la lectura en los enfermos. Por ello Morera recomienda “animarlos con materiales escogidos y adaptados según el estado de la enfermedad” y da las siguientes pautas:

Los casos leves pueden leer relatos cortos, cuentos o noticias en la prensa.

Los pacientes en estados moderados pueden leer poesía, fábulas o historias cortas con pocos personajes.

Los enfermos en estadios graves de la enfermedad pueden leer palabras o frases, escritas con claridad. Reaccionan muy positivamente a dichas tradicionales, los refranes, y la lectura significativa, es decir, a textos con un significado en su vivencia personal. Frases como, por ejemplo, “mi hijo Antoni tiene un restaurante” los hace reconocer y recordar una realidad.

Fundación ACE, 25 años luchando contra el Alzheimer

El Alzheimer Centro Educacional (ACE) fue fundado por la neuróloga Mercè Boada, Cruz de San Jorge 2016, y el psicólogo Lluís Tárraga con la hipótesis de que era posible reeducar personas que padecieran la enfermedad para mantener sus capacidades tanto tiempo como fuera posible.

Después de 25 años, 1.600 personas han sido tratadas en el Centro de Día con el Programa de Psicoestimulación Integral (L. Tàrraga, 1998), el método que, desde sus inicios, aplican los profesionales de Fundación ACE. El modelo de atención de la Fundación está avalado por las instituciones científicas más prestigiosas y ha sido publicado en reconocidas revistas del sector como el Journal of Alzheimer ‘s Disease. Este programa demuestra que el deterioro cognitivo pasa por varias fases en las que es posible una intervención no farmacológica basada en la psicoestimulación y los ejercicios de memoria.

Fundación ACE en su lucha contra la enfermedad, cuenta con tres unidades más para tratar a las personas que padecen Alzheimer u otras demencias. Entre ellas, la Unidad de Investigación, que ha participado en el descubrimiento de 12 genes relacionados con la enfermedad; la Unidad de Diagnóstico, que en 20 años ha diagnosticado más de 20.000 personas; y el Hospital de Día, un centro específico para tratar a personas con una manifestación de Alzheimer de aparición precoz, es decir, personas de menos de 65 años.

Deja un comentario